La sombra: ¿AMIGA o ENEMIGA?

Actualizado: 3 jun 2020

La sombra es una estructura del ego y la personalidad que empezó a ser desarrollada por Carl Gustav Jung. Esta sombra se comienza a formar en nuestra infancia y va desarrollando distintos patrones de conducta o creencias acerca de cómo debemos vivir, sentir, comportarnos, etc. que vamos replicando a lo largo de nuestra vida.



Se le llama sombra a toda parte de nuestra personalidad que tenemos pero NO reconocemos como nuestra, es una personalidad que tenemos pero no queremos ver o mostrar. Generalmente la podemos asociar a emociones, sentimientos, pensamientos o al actuar de una manera que no está aceptada o algo que sea mal visto, se forma como un método de supervivencia.


Algunas sombras pueden ser los celos o la envidia, generalmente estas emociones no nos permitimos sentirlas y las reprimimos, lo que nos puede provocar vivir situaciones con miedos, inseguridades o rechazo a otras personas por las que nos podamos sentir amenazados.


La represión es la palabra clave de la sombra, cada cosa que reprimamos en nuestro actuar o sentir lo enviamos a la sombra y eso nos provoca un deseo o necesidad inconsciente de conectar con eso que está prohibido o reprimido.


Para saber si tenemos sombra basta con observar qué situaciones o características nos molestan de otras personas (sobretodo nuestros más cercanos), ya que el otro se muestra como nuestro reflejo y nos enseña aquello que aún

no hemos aceptado, por algo nos hace ruido!!!. Todas las proyecciones que hacemos hacia el otro están en nosotros, por lo que quién tiene que cambiar para que las actitudes dejen de molestarnos somos nosotros, no el resto.


Para el inconsciente el otro no existe, es una proyección de mi.



Cómo se expresa la sombra


  • Se puede expresar a través de emociones o reacciones exageradas y descontextualidas, por ejemplo teniendo ataques de ira y golpear cosas, sentir celos o envidia, etc.

  • Al idolatrar o rechazar alguna característica o comportamiento de alguien estamos viendo reflejada una parte nuestra que no hemos reconocido.

  • Cuando tenemos alguna respuesta (en exceso) contraria a lo que generalmente hacemos. Por ejemplo, los típicos atracones tras las dietas.

  • Teniendo un sentido del humor dañino contra otros o contra nosotros mismos, siendo despectivos (ojo que el sentido del humor es sano, mientras no sea en burla).

La sombra puede provocar distintas desventajas en nuestra vida si no nos permitimos integrarla, algunas de éstas son:


Desventajas de no reconocerla

  • Ken Wilber menciona que la ansiedad, la depresión o el estrés pueden ser síntomas de que estamos viviendo en la sombra por tener resistencias al cambio y a conectar con quienes somos (en luz y sombra).

  • Desgaste neurológico, ya que la sombra nos lleva a estar pensando constantemente cómo hay que comportarse, qué pensará la gente, etc.

  • Sensación de separación de otros vs de unidad, se olvida que el otro es un reflejo de mi inconsciente. y por lo tanto, tendencia a la crítica o juicio para con otros.

  • Rigidez, con la sombra constantemente hay que mantener cierta postura y estructura que cada uno se crea, sin permitirse salir de esos parámetros.


A pesar de todas las desventajas que pueda presentar, está en nosotros aceptarla e integrarla para llevar una vida más libre y amorosa, este es un proceso y como tal, nos pide las siguientes cosas: tener paciencia, compasión, librarnos del juicio y ser amorosos CON NOSOTRAS Y NOSOTROS y luego con el resto. Veamos ahora cuales son las ventajas o beneficios de integrar esta sombra.



Ventajas de integrarla

  • Se unifica nuestra personalidad

  • Entramos en la unidad y empezamos a ver al otro como nuestro reflejo o proyección, dejando la crítica o juicio fuera de nuestras vidas.

  • Nos sentimos con más vitalidad, fuertes y con una sensación de bienestar.

  • Mejora la relación con uno mismo, ya que dejamos de buscar ser alguien que no somos y nos aceptamos tal cual con todas nuestras potencialidades y fortalezas.

  • Nos libera de la culpa y vergüenza, ya que nos aceptamos y permitimos darnos aquello que necesitamos

  • Desarrollamos capacidades que nunca habríamos pensado que tendríamos.

  • Integramos, aceptamos y conectamos con el alma, ya que las sombras son partes olvidadas de ésta.

  • Abrir nuestro corazón, nos permite aceptarnos y aceptar a otros tal cual somos o son


Para comenzar a integrar nuestra sombra realizaremos procesos de autoconocimiento, esa es la gran clave en esto.


Ejercicios para integrarla

  1. Ver en el otro lo que me molesta y preguntarme qué hay de eso en mi, eso nos permite entran a nuestro inconsciente

  2. Vésica piscis (tema de polaridad)

  3. Hazte las siguientes preguntas (sin justificarte):

   - ¿Qué queremos cambiar de los demás?
   - ¿Qué es lo que más miedo nos da?
   - ¿Qué nos hace enfadar?
   - ¿Qué negamos de nosotros mismos?

Estas preguntas te ayudarán a descubrir tu sombra



16 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo